inversión extranjera EMMA

El 31 de agosto, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen, se trasladó hasta la Zona Libre de Colón para sancionar la Ley EMMA (Ley 159/2020), normativa que instaura un régimen especial para el asentamiento y operación de compañías multinacionales que prestan servicios relacionados con la manufactura.

Panamá espera que la nueva ley incentive la inversión extranjera y la creación de empleos por medio de que las empresas multinacionales establezcan fábricas, plantas de producción y plantas de ensamblaje en su territorio a cambio de beneficios aduaneros, fiscales, laborales y migratorios. Además de aprovechar los regímenes especiales ya existentes en las zonas francas de Colón y Panamá Pacífico, la inmejorable situación logística y de ubicación es una ventaja para que las compañías lleven sus productos desde Panamá a otros países de la región.

El éxito que ha tenido el régimen Sede de Empresas Multinacionales (Ley SEM/2007), que ha permitido el establecimiento de 158 empresas y la creación de más de 7 mil puestos de trabajo, con un importe del orden de los 1200 billones de dólares, es el antecedente previo que tuvieron los panameños para establecer la Ley EMMA. De hecho, las empresas que están bajo el régimen SEM pueden requerir la licencia EMMA sin la necesidad de presentar una nueva solicitud.

La tramitación para acogerse a este nuevo régimen se hace a través de la Secretaría Técnica de la Comisión (Ley 41/2007), que vela por el cumplimiento de la Ley EMMA, gestiona las visas para el personal que trabaje para las empresas adscritas, establece las sanciones administrativas o pecuniarias en caso de incumplimiento, resuelve las reclamaciones o recursos, y está a cargos de todos los procedimientos administrativos para el manejo de los beneficios que otorga la ley.

También te puede interesar
¡Les deseamos Felices fiestas!

La normativa describe los servicios que deben prestar las empresas multinacionales para obtener la licencia EMMA:

  • Manufactura de productos, maquinaria y equipo prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Ensamblaje de productos, maquinaria y equipo prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Mantenimiento y reparación de productos, maquinaria y equipo prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Remanufactura de productos, maquinaria y equipo prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Acondicionamiento de productos prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Desarrollo de productos, investigación o innovación de productos o procesos existentes prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Análisis, laboratorios, pruebas u otros relacionados con la prestación de servicios relacionados con la manufactura prestados a empresas del Grupo Empresarial.
  • Logística, como el almacenaje, despliegue y centro de distribución de componentes o partes, requeridos para la prestación de los servicios relacionados con la manufactura.
  • Cualquier otro servicio análogo aprobado previamente por el Consejo de Gabinete mediante resolución motivada, siempre que cumpla con los preceptos enunciados en la presente Ley.

Beneficios que otorga la Ley EMMA

La generación de empleo estará apoyada por estímulos que establece la nueva normativa para la capacitación de los trabajadores panameños al crear centro de enseñanza técnica que formen personal calificado para los nuevos puestos de trabajo.

En el ámbito fiscal, la empresa bajo la Ley EMMA tendrá una tasa reducida de 5% del Impuesto Sobre la Renta (ISR). Además, las transferencias de acciones de sociedades estarán sujetas a una tasa reducida del ISR del 2%. Los servicios prestados a personas que no generen renta gravable en el territorio, no causarán ITBMS (impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios o IVA en otros países). Otros de los beneficios dicen relación con exención del impuesto de dividendo, impuesto complementario e impuesto de sucursales.

También te puede interesar
Panamá: nueva ley de datos personales entra en vigencia

La nueva normativa en el ámbito migratorio dispone de visas temporales y permanentes para el personal extranjero que trabaje en Panamá. Transcurridos 5 años desde la obtención de la primera visa, los trabajadores extranjeros pueden optar por la residencia definitiva en el país. Además, el personal extranjero tiene la posibilidad de traer menaje de hogar a tasa 0% y gozar de franquicia arancelaria total para importar un automóvil.

La estabilidad jurídica de la inversión está garantizada por un lapso de 10 años. Esto significa que se respetan las condiciones legales con que la empresa inicio el proyecto, aunque se dicten nuevas disposiciones que puedan modificar los derechos adquiridos y obligaciones tributarias al momento de entrar bajo el régimen EMMA.

En el plano medioambiental, la nueva normativa establece que las empresas que generen riesgo para el medio ambiente, deben someterse previamente a un Estudio de Impacto Ambiental para poder operar. Además, les permite vender localmente sus desechos para reciclaje por terceros, exento del Impuesto Sobre la Renta.


Publicado el 01-2021 por Englobally Latinoamérica