México: nueva reforma sanciona jornadas laborales que exceden el límite legal como delito de explotación laboral

En México, las jornadas laborales superiores a lo establecido por la ley serán castigadas con hasta 12 años de prisión y multas que pueden alcanzar los 70,000 días salario del infractor. Este mes, tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), entró en vigor la reforma a la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos. Esta reforma clasifica las jornadas laborales que exceden el límite legal como un delito de explotación laboral.

Antes de esta modificación, la explotación laboral ya era considerada un delito de trata de personas, pero se limitaba a casos con condiciones peligrosas o insalubres, cargas de trabajo desproporcionadas a la remuneración, o salarios inferiores al mínimo. Ahora, la reforma también abarca las jornadas laborales que superen los límites establecidos en la Ley Federal del Trabajo (LFT), especificando que las empresas que obliguen a sus empleados a trabajar más de 8 horas diarias pueden ser sancionadas con penas de prisión de entre 3 y 10 años y multas de entre 5,000 y 15,000 días de salario.

Mario Cesar Nuñez, socio de Englobally México, indica que “las recomendaciones proporcionadas destacan la importancia de cumplir estrictamente con las jornadas laborales máximas establecidas en la Ley Federal del Trabajo (LFT)”. Además, subraya la necesidad de documentar y pagar adecuadamente cualquier tiempo extra trabajado, y se establece que cualquier trabajo adicional requerido debe ser consentido por escrito por el empleado y remunerado con un 200% del salario correspondiente a las horas extras. “Estas recomendaciones no solo ayudan a evitar sanciones legales, sino que también promueven prácticas laborales justas y transparentes”, concluye.

Para los casos en que la explotación laboral afecte a personas de pueblos y comunidades indígenas o afromexicanas, las penas son aún más severas, oscilando entre 4 y 12 años de cárcel y multas de entre 7,000 y 70,000 días de salario. Según la reforma aprobada por el Congreso de la Unión, una jornada laboral que exceda el límite legal “será aplicable y, por ende, se actualizará como una modalidad de explotación laboral” siempre y cuando se documente un acto que infrinja las disposiciones laborales.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indica que la jornada laboral y la falta de pago del tiempo extraordinario son los incumplimientos más recurrentes en las inspecciones de condiciones generales de trabajo. La reforma, además de buscar prevenir, erradicar y castigar la explotación laboral, es un recordatorio para que los empleadores cumplan con las disposiciones legales sobre el tiempo de trabajo, lo que también implica que los trabajadores de confianza no están exentos de estos límites.

Especialistas opinan que esta modificación es un paso importante para desincentivar el uso de jornadas laborales excesivas y promover el cumplimiento de la ley, aunque destacan que su implementación debe ser responsable, especialmente en sectores con jornadas especiales por la naturaleza de su trabajo. Según Nuñez, “estos puntos subrayan la importancia de las reformas para proteger a los trabajadores y garantizar condiciones laborales justas, así como la necesidad de que los empleadores adapten sus políticas y prácticas para cumplir con las nuevas disposiciones legales”.

Scroll to top