Los desafíos que enfrentan las empresas en materia de precios de transferencia en América Latina

Marcos Rivera es economista de la Pontificia Universidad Católica del Perú y Magister en Finanzas de la Universidad del Pacífico y responsable de la división de precios de transferencia en Englobally Latinoamérica. En un principio su interés estuvo en los temas financieros del sector privado, para luego derivar y especializarse en la asesoría de empresas, que debido a su expansión, necesitaban tratar con diferentes administraciones tributarias de diferentes jurisdicciones. Además de trabajar en importantes firmas en Perú, tuvo la oportunidad de conocer de cerca la realidad de Ecuador y Chile, donde fue destinado; y ha realizado cursos de especialización en el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT) y cursos sobre precios de transferencia en Europa.

¿Cuál es el objetivo con que nace el concepto de precios de transferencia?

Tienen su origen y desarrollo en un proceso de globalización mundial; y parten de la necesidad de que los precios y condiciones que se pactaban en las operaciones en los grupos económicos deben realizarse a valor de mercado. Y este es el principio básico y más importante que rige en todo este tema de precios de transferencia. Las condiciones que has pactado con tu grupo relacionado o vinculado deben ser las mismas condiciones que pactas con terceros; de tal manera que el control o subordinación en una empresa o un grupo de empresas, no debería ser razón para que los precios o las condiciones pactadas se puedan afectar o manipular artificialmente. Existe un tema de cumplimiento formal, pero también estos análisis permiten una gestión más eficiente de los recursos de la empresa y garantizar la equidad fiscal en un entorno empresarial globalizado.

El tema de los precios de transferencia comenzó a desarrollarse en Inglaterra y Estados Unidos en 1915-1917 como un instrumento preventivo y fue luego de la II GM que adquiere mayor importancia, siendo la década del 30 cuando se concretan las primeras normativas. En América Latina tomó bastante auge en la década del 90, con México como precursor debido a que tenían como socio principal a Estados Unidos, tras la firma del tratado de libre comercio.

¿Cuál es la situación general de América Latina en relación con la implementación de precios de transferencia en sus empresas?

La región ya está alineada a las directrices de la OCDE. Los distintos países ya lo tienen incorporado con mayor o menor exigibilidad, con mayor o menor formalismo, mayor o menor multa por parte de sus administraciones tributarias. En ese sentido, en Latinoamérica ya es un tema que está internalizado en las legislaciones de cada país y en las grandes empresas.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan las empresas en la región?

Es importante que la metodología sea adoptada por las empresas locales en mayor medida. Está claro que se necesita que incorporen un mayor desarrollo técnico y teórico en esta materia. La última gran actualización se realizó el año 2013 la OCDE con la presentación de del proyecto BEPS (Base Erosion and Profit Shifting) que busca abordar estrategias fiscales para evitar la elusión fiscal a nivel internacional, es decir que empresas multinacionales trasladen beneficios jurisdicciones con bajos impuestos y erosionar la base imponible de países de alto impuesto.

También tenemos que considerar que las administraciones tributarias suelen pasar por alto la coyuntura económica al evaluar las políticas de precios de las empresas multinacionales en América Latina. Por ejemplo, la crisis del Covid-19 afectó a algunos sectores productivos que vieron afectados sus márgenes durante ese periodo e hizo que muchos países no crecieran. Además, la carga de la prueba recae en el contribuyente, los que puede resultar difícil de justificar en términos numéricos cuando hay factores subjetivos, como la disminución de la demanda, mercados en recesión o expansión, la proximidad a mercados rentables, el grado de competencia de ciertos mercados y el aumento de costos por externalidades.

¿Cambios significativos?

La mayoría de los países de América Latina se sustentan en una producción de materias primas con bajo valor agregado, la cual es comercializada al exterior generalmente a clientes de su mismo grupo económico, pero ello hace justamente que uno de los métodos, el precio comparado no controlado, que consiste en comparar las mismas circunstancias con los mismos precios, tenga que incorporarse dentro de cada uno de estos países. Algunos de ellos han desarrollado métodos complementarios, como el método de los commodities, para valorizar estas producciones.

Existe una discusión teórica al respecto de cómo se deben valorizar los commodities que generalmente son parte de una cadena con mucho valor agregado, pero la que se observa en su origen es mínima. Entonces la pregunta es por qué el productor de commodities no puede tener al menos una participación mayor del ingreso final de ese producto. Obviamente es la gran discusión que se tienen las administraciones de todo el mundo.

Asimismo, en el año 2013 las Naciones Unidas presentó el Manual Práctico de Precios de Transferencia como una manera de entregar a los países en vías de desarrollo una herramienta práctica y complementaria para la implementación de políticas de precios de transferencia, las cuales buscan evitar la evasión de impuestos y la transferencia indebida de ganancias entre empresas relacionadas en diferentes jurisdicciones.

La tecnología ha entrado con mucha fuerza en distintos ámbitos de la sociedad, la economía no es la excepción ¿Cómo enfrentan el surgimiento de las criptomonedas en el ámbito de los precios de transferencia?

Hace unos tres años me hicieron esa pregunta por primera vez en Chile, porque recién estaba saliendo normativa específica respecto a las criptomonedas. Debido a que estas se basan en un ecosistema digital, uno trata de aislarlo de las otras variables. Esto está abordado en la Acción Uno del Proyecto BEPS, y lo importante es poder conocer dónde se genera, donde comercializa, sino también dónde se va a tener el beneficio de esta ganancia en la moneda. Que exista un sujeto, en este caso el establecimiento permanente, al que se le pueda reconocer una ganancia en el territorio donde se le puede gravar. Es un gran desafío para las economías de los países como para sus administraciones fiscales evitar que se licúe toda esa generación de riqueza, que antes era tangible y ahora es totalmente virtualizado. A la cabeza en este tipo de normativa veo a Chile, Brasil, Colombia y México como los países pioneros.

¿Cómo colaboran los equipos al interior de la empresa en esta materia?

El personal que va a elaborar o revisar si las condiciones de las operaciones entre el grupo económicos se han dado en condiciones de mercado tiene que ver mucho y su coordinación es relevante para el resultado. El área contable financiera, que maneja las cuentas y el registro; el área legal, que está a cargo del sustento contractual de las operaciones de la empresa; el área comercial, que vende, adapta y fija precios;  la gerencia general, que entra define el curso de la empresa por medio de una estrategia de generación de valor. En las grandes empresas es algo normal encontrar un encargado de precios de transferencia que sea responsable de revisión de todos los procesos internos que implica el cumplimiento de las regulaciones de precios de transferencia.

Scroll to top