El Estado de Costa Rica se ha propuesto, como parte de su estrategia de exportación y promoción de la inversión e incentivar el desarrollo de actividades económicas a través del establecimiento de un Regimen de Zona Franca (RZF) en parte de su territorio, el que otorga beneficios e incentivos tributarios para que estimular su establecimiento.

¿Qué empresas pueden acogerse al RZF?

Existen básicamente cuatro áreas de actividad que son consideradas por la normativa para acceder a este regimen especial.

  • Las empresas de servicios donde al menos el 50% de ellos son exportados.
  • Las empresas u organizaciones que realizan investigación científica.
  • Las empresas o sectores estratégicos que se encuentren fuera de la Gran Área Metropolitana (GAMA).
  • Las empresas proveedoras significativas donde el 40% de sus ventas vayan a otras empresas de la Zona Franca.

¿Qué actividades no pueden acogerse al régimen de Zona Franca?

  • Extracción minera.
  • Exploración o extracción de hidrocarburos.
  • Producción o comercialización de armas y municiones que contengan uranio empobrecido.
  • Compañías que se dediquen a la producción o comercialización de cualquier tipo de armas.
  • Empresas que se dedican a la generación de energía eléctrica, salvo que la generación sea para autoconsumo.
  • Entidades bancarias, financieras y aseguradoras.
  • Personas físicas o jurídicas dedicadas a prestar servicios profesionales.

Beneficios para empresas

Costa Rica ha determinado una serie de beneficios para las empresas que están bajo el Regimen de Zona Franca. Estos están estandarizados según el tipo de operación que realiza la compañía. Si existe una diferenciación para aquellas empresas que están fuera de la Gran Área Metropolitana (GAMA), la que acceden a mejores condiciones.

Las empresas dentro de GAMA tienen el beneficio de la exención de impuestos de un 100%, el que incluye sin límite de tiempo los aranceles sobre importaciones y exportaciones; impuesto sobre la retención de regalías y honorarios; impuestos al interés, impuesto de ventas sobre la compra local de bienes y servicios, impuesto de timbres. Por otra parte, por un período de 10 años, una vez que haya pasado el período de gracia de 3 años o que la empresa haya entrado en operaciones (lo que se cumpla primero), tiene una exención de impuesto sobre la transferencia de propiedades.

En cuanto al Impuesto sobre la Renta, los primeros años la exención es de un 100% y los siguientes 4 años es de un 50%.

También existen otra serie de exenciones que determina la ley en relación a la inversión en maquinarias, vehículos, insumos, etc., que tengan relación con la operación de la empresa.

Requisitos de ingreso

La empresa que desea entrar al régimen de Zonas Francas debe realizar una inversión mínima nueva inicial, avalada por activos fijos nuevos sujetos a depreciación y bienes inmuebles. La compañía cuenta con un plazo de tres años, una vez presentada la solicitud de ingreso, para cumplir las siguientes condiciones:

Inversión mínima para empresas dentro del Gran Área Metropolitana

  • Dentro de Parque Industrial: $150,000.00
  • Fuera de parque: Extraordinariamente y solo cuando las particularidades del proyecto requieran que la empresa se constituya fuera de un parque, podrá ser concedida esta posibilidad, al realizar una inversión mínima de $2,000,000.00.

Inversión mínima para empresas fuera del Gran Área Metropolitana

  • Dentro de Parque Industrial: $100,000.00.
  • Fuera de parque: Extraordinariamente y solo cuando las particularidades del proyecto requieran que la empresa se constituya fuera de un parque, podrá ser concedida esta posibilidad, al realizar una inversión mínima de $500,000.00.

Inversión mínima exclusiva para empresas de manufactura catalogadas como Megaproyectos:
Son empresas cuya inversión mínima inicial es de $10 000 000.00, en activos fijos sujetos a depreciación. Indistintamente de su emplazamiento; tiene un tiempo límite de 8 años para cumplirla y conservarla.

Observaciones sobre la inversión mínima:

  • Que los activos sean propiedad del solicitante del Régimen y adquiridos por estos a partir de la fecha de presentación de la solicitud para obtener dicho Régimen.
  • En el caso de activos fijos mobiliarios, que se trate de activos nuevos o usados procedentes del exterior, o bien de activos nuevos obtenidos en el país.
  • Activos fijos sometidos a fideicomiso en garantía, cuyo fideicomitente y/o fideicomisario sea un beneficiario del Régimen, siempre y cuando los mismos se encuentren debidamente registrados en los registros contables del beneficiario.
  • Inmuebles y mejoras a la propiedad propia o arrendada.

Publicado el 02-2021 por Englobally Latinoamérica