Esta generación de renta tiene tres tipos de tributaciones en la actualidad

• Régimen General
• Régimen Especial del Impuesto a la Renta de Primera Categoría en Carácter de Único (IRPCU)
• Ingreso no constitutivo de renta según artículo 107 de la Ley sobre Impuestos a la Renta (LIR)

Estos regímenes estuvieron vigentes hasta el 31 de diciembre de 2016, pues la Reforma Tributaria contenida en la Ley 20.780 estableció diferencias a contar el 1 de enero de 2017

Concepto de Mayor Valor

Solo está afecto a tributación la diferencia entre el valor de venta y el “costo de adquisición” de los títulos.
Se entiende por costo de adquisición el desembolso efectivo y directo realizado para adquirir las acciones (precio por cantidad) más la corrección monetaria según la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) generado en el lapso entre la adquisición y la enajenación de la acción.

Concepto de Habitualidad

Un elemento primordial para establecer si corresponde a una tributación según régimen general o especial es la determinación si en cesionario (el que vende) realiza la operación con el carácter de habitual.

• Si es habitual, se considera una renta ordinaria y sujeta el régimen general
• Si es no habitual, se considera una renta especial y sujeta al régimen especial

La habitualidad se determina según una variedad de criterios que resumimos en las siguientes situaciones:

• Si el contribuyente tiene el giro de ser inversionista en acciones, ya sea por el giro principal, secundarios o, cuando no está esta mención, el gerente general está autorizado para realizar estas operaciones a nombre de la empresa, se considera habitual por giro y es una renta ordinaria.
• Si el contribuyente no es habitual, y entre la fecha de compra y venta pasó menos de un año, es una renta ordinaria.
• Si el contribuyente no es habitual, y entre la fecha de compra y venta pasó más de un año, es una renta especial.
• Sin importar si es habitual por giro o las fechas que medien entre la compra y la venta, si se enajena a un ente relacionado (cuando el vendedor es dueño del comprador) se genera una renta ordinaria.
• Aunque el vendedor tenga el giro (sea habitual por giro) y vende acciones de una sociedad anónima de la cual antes de la venta poseía más del 50% de su patrimonio, por esta única venta se considera no habitual y genera una renta especial.
• Si no es habitual por giro, y se venden acciones que fueron adquiridas antes del 31 de enero de 1984, el mayor valor es un ingreso no renta.

Tributación según Régimen General

Este régimen consiste en aplicar al mayor valor obtenido el Impuesto a la Renta de Primera Categoría (IRPC), cuya tasa por el año comercial 2015 es de un 22,5%; y el Impuesto Global Complementario o Adicional (IGC-A) cuando la renta sea retirada por el dueño de la empresa que realizó la enajenación (y que pagó el IRPC), o la persona natural quien realizó la transacción afectándose con el IRPC y el ICG-A según corresponda.

El IRPC se da como crédito contra el IGC-A.

Tributación según Régimen Especial

En este caso, la renta generada solo se afecta con el IRPCU, lo que significa que no se vuelve a tributar con el IGC-A.

Ingresos no Constitutivos de Renta según art. 107 de la LIR

Esta disposición señala que el mayor valor queda considerado como Ingreso no Constitutivo de Renta, es decir, no se afecta con ningún tributo ni se declara, cuando se cumplen los siguientes requisitos tanto al momento de adquisición como el momento de enajenación. Esto solo se aplica con acciones de sociedades anónimas abiertas que transan sus títulos en bolsa.

Requisitos al momento de adquisición

• Tienen que ser adquiridos en una bolsa de valores del país autorizada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS)
• En una operación de “OPA”
• Ser acciones de primera emisión al constituir la sociedad anónima o en un aumento de capital
• Adquiridos a través del canje de valores de oferta pública
• Adquiridos en el rescate de valores según el artículo 109 de la LIR

Requisitos al momento de la enajenación

• Ser enajenadas en una operación de bolsa de valores autorizada por la SVS
• Ser enajenadas en un “OPA”
• Aportadas para adquirir cuotas del tipo señalado en el artículo 109 de la LIR
• A la fecha de la enajenación tener presencia bursátil o haberla tenido 90 días antes de la enajenación.