En 1997 Chile inició el proceso de negociación bilateral de convenios para evitar la doble tributación y prevenir la evasión fiscal con relación a los impuestos a la renta y al patrimonio.

Chile ha celebrado este tipo de convenios con diversos países sobre la base de criterios previamente establecidos, entre otros, la existencia de un Tratado de Libre Comercio, un flujo importante de capitales e intercambio tecnológico desde o hacia Chile, economías atractivas para el desarrollo de negocios, tanto para chilenos como para extranjeros, y el interés estratégico en la región.

Listado de países con los que Chile tiene convenios para evitar la doble imposición

Países con convenios vigentes

Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Corea, China, Croacia, Dinamarca, Ecuador, España, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Malasia, México, Noruega, Nueva Zelanda, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rusia, Suráfica, Suecia, Suiza, Tailandia. (listado actualizado en septiembre del 2019)

Países con convenios suscritos pero no vigentes

Uruguay, Estados Unidos (listado actualizado en septiembre del 2019)

El objetivo de estos Convenios es abrir la economía del país a nuevos mercados, a través de la reducción de las tasas impositivas.  Los convenios promueven la colaboración entre las autoridades tributarias de los Estados Contratantes. Además,  la existencia de los Convenios hace que Chile sea más interesante para los inversionistas extranjeros y por otro lado, estimula a los chilenos a invertir en otros países.

En sus convenios, en general, Chile sigue el Modelo Convenio de la OCDE, con algunas modificaciones importantes, por ejemplo en lo relativo a servicios que podrían constituir un establecimiento permanente sin tener una base fija o en temas como el transporte internacional.

Con respecto a la eliminación de la doble tributación, Chile aplica en su legislación interna y en sus Convenios un sistema de crédito ordinario.

En los casos en que no existe convenio para evitar la doble tributación, Chile otorga un crédito de hasta el 30% del impuesto pagado en el exterior por concepto de dividendos y retiros de utilidades.  Si el impuesto efectivamente pagado afuera por estos conceptos es inferior, se otorga el monto efectivamente pagado. El crédito se deduce del impuesto de Primera Categoría. Si quedan excedentes, se pueden usar como crédito para rebajar el Impuesto Global Complementario o Adicional, según corresponda.  En lo que concierne a las rentas de establecimientos permanentes o agencias, por el uso de marcas, patentes, formulas, asesorías técnicas y otras prestaciones similares percibidas en el exterior, se aplica un crédito igual a la tasa del impuesto de la Primera Categoría (actualmente de 20%) o, cuando esto es menor, por el monto de impuesto efectivamente pagado afuera. El crédito por esa renta sólo se aplicará contra el impuesto de Primera Categoría.

En los casos en que existe un Convenio, Chile también otorga un crédito ordinario. Cabe hacer notar que la aplicación de este crédito es más amplia que en el caso en que no hay un convenio, ya que cubre todos los tipos de rentas comprendidas  en el acuerdo.

El crédito es de hasta un 30%.  Si el monto del impuesto efectivamente pagado en el exterior fuese inferior se otorgará como crédito el impuesto efectivamente pagado. El crédito se aplicará contra el impuesto de Primera Categoría o de Segunda Categoría y el exceso se puede imputar al Impuesto Global Complementario o al Impuesto Adicional.

Para conocer los países con los cuales existen convenios, por favor, ingrese aquí.

Fuente: SII 


Publicado el 01-2014 por Englobally Latinoamérica