Bajo el título “Cómo iniciar un negocio en Chile” comenzamos un artículo en el que explicaremos de forma clara y sencilla los pasos más importantes que toda empresa que busca internacionalizarse en Chile debe seguir. Os aclararemos temas como los tipos  existentes de sociedades, cómo abrir una cuenta corriente bancaria, tipos de visas, la protección de la propiedad intelectual y aspectos sobre contabilidad, asesoría tributaria en Chile y remuneraciones.

Artículos de la serie:

  • OBTENCIÓN DEL ROL ÚNICO TRIBUTARIO (RUT)
  • ELECCIÓN DEL TIPO SOCIETARIO
  • INICIACIÓN DE ACTIVIDADES Y TIMBRAJE DE DOCUMENTOS
  • ABRIR UNA CUENTA CORRIENTE BANCARIA
  • PROPIEDAD INTELECTUAL Y DOMINIO .CL
  • Obtención del Rol Único Tributario (RUT)

    Se trata de una de las primeras gestiones a realizar ya que toda persona,  natural o jurídica, que desea desarrollar una actividad económica en Chile debe, antes de efectuar cualquier tipo de inversión,  inscribirse en el Rol Único Tributario (RUT).

    El RUT es un número  que  identifica a todos los contribuyentes del país. Para entidades legales e inversionistas extranjeros, el Servicio de Impuestos Internos (SII) es el encargado de la inscripción. Para ello, otorga un número único por contribuyente que lo identificará ante cualquier ente comercial o estatal en el país.

    Obtener el RUT es un requisito para los inversores extranjeros en Chile en los siguientes casos:

    • Sociedades no residentes en Chile que efectúen inversiones en el país, cualquiera sea la forma de inversión.
    • Las personas naturales o jurídicas no residentes ni domiciliadas en Chile que vayan a participar en sociedades como socios o accionistas.
    • Las personas no residentes ni domiciliadas en Chile que abran agencias o sucursales en el país o ejerzan actividades a través de un establecimiento permanente.
    • Personas naturales no residentes que se desempeñen como representantes, turistas, funcionarios internacionales y sus familiares en cuanto sean residentes en Chile y otras personas no residentes, si realizan inversiones en el país, tales como la adquisición de bienes inmuebles.

    Trámite simplificado

    De forma especial, se ha creado un mecanismo simplificado para la inscripción al RUT.  Mediante  esta forma simplificada Bancos y Corredores de Valores autorizados pueden inscribir en el RUT a inversionistas extranjeros que inviertan a través de ellas con el objetivo de obtener rentas provenientes de la compra y venta de acciones de sociedades anónimas abiertas con presencia bursátil, instrumento de renta fija y de intermediación financiera, cuotas de fondos mutuos y en ciertos contratos.

    Puedes descargar esta presentación

    Elección del tipo societario

    Una vez obtenido el RUT es hora de definir qué tipo de empresa se quiere crear. Por cuál decantarse dependerá principalmente de la estrategia de negocio, el capital que se va a aportar y otros factores. También cabe recordar que cada una de estas empresas tiene diferentes obligaciones en cuanto a Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L)

    Bajo la figura de la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L) cualquier persona natural puede adquirir personalidad jurídica.  Cuenta con un patrimonio propio distinto al del titular,  sin la necesidad de participación de un tercero  y  su carácter es siempre comercial. Está sometida por ello a las normas del Código de Comercio, pudiendo realizar toda clase de operaciones civiles y comerciales, excepto las reservadas por ley a las sociedades anónimas.

    Es  la forma más utilizada por empresarios que buscan iniciar un negocio sin socios y tomar todas las decisiones individualmente pero con la seguridad de separar su patrimonio personal del de la empresa.  La responsabilidad del propietario se limita hasta el monto que se aportó al iniciar el negocio.

    El nombre de la empresa debe incluir el nombre del constituyente o un nombre de fantasía haciendo una referencia al objeto social y junto con la expresión “Empresa Individual de Responsabilidad Limitada” o “E.I.R.L”. El objeto de la empresa debe señalar el giro de la misma y el rubro específico en que se desempeñará.

    tipo societario chile

    Sociedad de Responsabilidad Limitada

    Es una de las figuras societarias que más utilizan los socios que tienen una relación de confianza y que buscan pocas formalidades en la administración. Los socios en este caso pueden ser personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, y responden de forma limitada por el capital que aporten. Como mínimo serán 2 socios y hasta un máximo de 50.

    En este tipo de sociedad personal es administrada por todos los socios de común acuerdo y las decisiones deben ser tomadas por unanimidad. El objeto, administración y fiscalización de la sociedad pueden ser libremente pactados por los socios.

    La razón o firma social podrá contener el nombre de uno o más socios, o una referencia al objeto de la sociedad siempre acompañado de la palabra “Limitada”.

    Se les aplica el régimen general de tributación, siendo gravadas con impuestos de primera Categoría, global complementario o adicional, que son determinados mediante contabilidad. En cuanto al IVA, el régimen comprende la emisión de documentos de ventas y la obligación de llevar el libro de compras y ventas.

    Sociedad Anónima (S.A.)

    Se trata de un tipo de sociedad muy utilizad0 por grandes corporaciones y empresas. Su principal característica es que es una sociedad donde prima el capital y que son las acciones aquellas que confieren derechos y obligaciones a los accionistas. Está formada por la reunión de un fondo común suministrado por estos accionistas, responsables sólo por sus respectivos aportes, y administrada por un directorio integrado por al menos 3 miembros, esencialmente revocables, y que elegirán a un gerente y a su presidente.  Las decisiones se toman por mayoría a través de votación.

    El capital inicial de la compañía debe encontrarse íntegramente suscrito y pagado dentro del plazo de 3 años, de lo contrario el capital se reduce automáticamente al monto efectivamente suscrito y pagado.

    Hay dos tipos de Sociedades Anónimas:

    • Sociedades Anónimas Abiertas
    • Son aquellas que hacen oferta pública de sus acciones, tienen 500 o más accionistas, o bien, al menos el 10% de su capital suscrito pertenece a un mínimo de cien accionistas. Estas sociedades están sometidas a la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y deben inscribirse en el registro Nacional de Sociedades de Valores.
    • Sociedades Anónimas Cerradas
      Son aquellas no comprendidas en la definición de abiertas, sin perjuicio que voluntariamente puedan regirse por las normas que rigen a las S.A.

    La Sociedad Anónima se constituye gracias a una Escritura Pública de Constitución que debe contener la identificación de cada accionista, los objetos específicos de la asociación, su duración, capital, sus modalidades administrativas y la forma en que se distribuyen las utilidades, entre otras declaraciones.  En cuanto al nombre de la sociedad, este debe incluir las palabras Sociedad Anónima o abreviadamente S.A.

    La S.A, se encuentra afectada por el  Impuesto de Primera Categoría y al Impuesto Único que grava, los gastos rechazados, retiros presuntos entre otros.

    Sociedad por Acciones (SpA)

    Se trata de una variante de las sociedades anónima que puede ser constituida por una o más personas, de manera que si no tienes socios, puedes constituirla en forma individual. Al igual que en las S.A. la participación en el capital  en las SpA es representada por acciones, sin embargo esta forma de organización otorga mayores libertades a los contratantes, superando las principales dificultades y problemas que plantean las S.A., en especial en lo que se refiere a su creación y administración, permitiendo así reducir costos.

    La SpA está regida por las reglas aplicables a las Sociedades Anónimas Cerradas, debiendo llevar un registro de accionistas que es prácticamente el mismo que se exige a las sociedades anónimas.

    El acto de constitución social de la Sociedad por Acciones consiste en una escritura pública o un instrumento privado suscrito por los otorgantes, en cuyo caso las firmas deben ser autorizadas por notario público, quien protocoliza el documento. Este acto se inscribe en el Registro de Comercio correspondiente al domicilio social, como asimismo y debe ser publicado por una vez en el Diario Oficial, en el plazo de un mes desde la firma.

    Iniciación de actividades

    La Iniciación de Actividades es una “declaración jurada por medio de la cual el contribuyente informa al SII que realizará actividades que pueden afectar al pago de impuestos en Chile”.  El plazo para presentar declaración de iniciación de actividades es dentro de los dos meses siguientes al comienzo de actividades. Se puede solicitar simultáneamente con el RUT .

    En el caso de las personas no residentes ni domiciliadas en Chile, la Iniciación de Actividades se hará después de haber constituido la sociedad.

    Por otro lado, los inversionistas sin domicilio ni residencia en Chile que sólo obtengan rentas de capitales mobiliarios están obligados a obtener RUT, pero no a hacer el trámite de Inicio de Actividades.

    Timbraje de Documentos

    El timbraje de documentos es “un procedimiento que permite legalizar y respaldar las diferentes operaciones comerciales. Se debe solicitar la verificación de actividad al SII antes de timbrar por primera vez los documentos con derecho a crédito fiscal de IVA“. Para este trámite, que se puede realizar durante todo el año, un funcionario acude al domicilio y verifica la actividad declarada.

    Están obligados a realizar este trámite todos los contribuyentes que hayan hecho Inicio de Actividades.

    Los documentos que se deben emitir y timbrar son:

    • Facturas.
    • Boletas de Ventas y Servicios.
    • Boletas de Honorarios.
    • Guías de Despacho.
    • Facturas de Compras.
    • Notas de Débito.
    • Notas de Crédito.
    • Pagarés.
    • Libros de Contabilidad.
    • Rollos de Máquinas Registradoras.

    Abrir una Cuenta Corriente Bancaria

    Después de nuestro anterior artículo sobre Cómo iniciar un negocio en Chile III: Iniciación de actividades y Timbraje de Documentos seguimos ahora con un artículo sobre como abrir una cuenta corriente bancaria en Chile.

    Una vez establecida su compañía, requerirá de la apertura de una cuenta corriente bancaria.  No existe inconveniente legal para que dos o más personas abran una cuenta conjunta en un banco, estando habilitados para efectuar giros conjunta o indistintamente, según se acuerde. Los requisitos básicos para su apertura son:

    Persona Natural

    • Acreditación de la identidad presentando la Cédula de Identidad.
    • Fotografía reciente en tamaño carnet o pasaporte.
    • Estampa de la impresión digital del pulgar derecho en la ficha personal que mantiene el banco.
    • Informes bancarios actualizados del interesado.
    • Registro en el banco de la firma que será utilizada para girar cheques.
    • Entrega de antecedentes relativos a la actividad y solvencia (ingresos, bienes o deudas) que el banco estime necesarios.
    • Registro de un domicilio en el país y comunicar cualquier cambio de éste.
    • Suscripción de un documento que contenga las condiciones generales de la cuenta corriente.

    Persona Jurídica

    • Verificar que la Sociedad esté legalmente constituida y que sus representantes estén debidamente facultados.
    • Acreditación de la identidad presentando el Rol Único Tributario de la empresa.
    • Todos los requisitos que proceden para una Persona Natural respecto a al registro de identidad, fotografía, huella digital y firma se cumplen para los representantes legales que abran una cuenta a nombre de la Sociedad
    • Todos los requisitos que proceden para una Persona Natural respecto a informes bancarios, domicilio y contrato se cumplen para la Sociedad.
    • Otros requisitos que el banco estime necesario establecer.

    La Cuenta Corriente Bancaria puede cerrarse por decisión unilateral de su titular en cualquier momento.

    Propiedad Intelectual

    En Chile hay dos instituciones que se encargan de gestionar la propiedad intelectual. Por un lado, está el Instituto de Propiedad Industrial (INAPI), para las patentes de invención, modelos de utilidad, marcas comerciales, colectivas, de certificación e indicaciones geográficas y denominaciones de origen; y por el otro, el Departamento de Derechos Intelectuales de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), para los derechos de autor y demás derechos conexos (artistas, intérpretes y ejecutantes y productores fonográficos).

    La protección que concede la marca es territorial ( en Chile)  y temporal (por 10 años renovables indefinidamente por periodos iguales, previo pago de la tasa correspondiente).

    Aquí puedes obtener más información: www.inapi.cl – www.dibam.cl.

    Dominio .cl

    La entidad encargada del registro de portales web que operan bajo el dominio .cl es NIC Chile, dependiente de la Universidad de Chile.

    La solicitud para la  inscripción de nombres bajo este dominio pueden hacerlo tanto las personas naturales domiciliadas en el país como las personas jurídicas públicas y privadas, y las corporaciones y entidades de Derecho Público o Privado debidamente autorizadas para operar en Chile.

    En el caso de no residir en Chile, otra persona con domicilio en el país podrá solicitar la inscripción del dominio. Este representante actuará como Contacto Administrativo y se le considerará como el Solicitante, pero el dominio será inscrito a nombre de la otra persona.

    Las solicitudes de inscripción se realizan mediante correo electrónico o en la web www.nicchile.cl.  En caso de que un tercero sirva como intermediario para la preparación o envío de la solicitud no le otorga ningún derecho sobre el nombre del dominio.

    No se admitirán a tramitación solicitudes de inscripción para nombres de dominios que ya se encuentren inscritos en el Registro de Nombres del Dominio .cl.

    VISAS e Inmigración

    Chile no cuenta con una visa de negocios, por tanto los potenciales inversionistas que deseen ingresar al país deben hacerlo en calidad de turistas. Dicho permiso se concede por las autoridades de inmigración al momento del ingreso. No obstante, para algunas nacionalidades se requiere una autorización previa llamada Visa de Turismo, que se solicita en los Consulados de Chile en el extranjero.

    Quienes ingresen en calidad de turistas pueden permanecer en Chile 90 días desde la fecha de entrada.  Sin embargo, es posible que la autoridad limite su tiempo de estadía al momento de ingresar al país. Si, pese a esto, aún desean permanecer por 90 días, deben solicitar una ampliación de este permiso. Si desean permanecer por más de 90 días, deben solicitar una prórroga de turismo que tiene un costo de US$100.

    La calidad de turista no permite realizar actividades remuneradas, sin embargo el Ministerio del Interior podrá autorizarlos para que, en casos muy calificados, trabajen en el país por un plazo no mayor de 30 días, prorrogables por períodos iguales hasta el término del permiso de turismo.

    Tipos de residencia para extranjeros en Chile

    Residencia temporal sujeta a contrato

    Es un permiso que autoriza a una persona extranjera a trabajar exclusivamente con el empleador que suscriba el contrato laboral que originó su visación. Esta visa tiene una duración de hasta dos años y puede prorrogarse por periodos iguales. El extranjero que haya permanecido dos años con este tipo de residencia, puede solicitar permanencia definitiva.

    El finiquito del contrato hace que la visa caduque inmediatamente; si el interesado desea permanecer más tiempo en Chile, tiene un plazo de 30 días para solicitar una nueva residencia.

    Residencia temporaria

    Es un permiso que se otorga a una persona extranjera que acredita tener vínculos familiares (padre o madre chilena, hijo o cónyuge chileno), intereses en el país o cuya residencia se considere útil o ventajosa. Este tipo de residencia permite a la persona residir temporalmente en el país y realizar cualquier actividad lícita sin limitaciones especiales, incluso trabajar. Esta visa puede durar hasta un año y es prorrogable sólo por un año más. Si se desea permanecer por más tiempo hay que solicitar permanencia definitiva.

    Visas e inmigración - Residencia temporaria y permanente en Chile

    Permanencia definitiva

    Quien haya obtenido permanencia definitiva puede radicarse indefinidamente en Chile y desarrollar cualquier tipo de actividad. Este permiso se otorga por resolución del Ministerio del Interior. Además, tras cinco años de permanencia, se puede solicitar nacionalización. Los plazos para obtener la residencia definitiva dependerán de la visa que se haya solicitado con anterioridad:

    • Residencia sujeta a contrato: dos años ininterrumpidos con este tipo de residencia.
    • Residencia temporaria: requiere de un año.
    • Residencia de estudiante: dos años con este tipo de residencia, con la condición de haber dado término a sus estudios.

    Las solicitudes de permanencia definitiva deben presentarse a más tardar 30 días después de la fecha de emisión del certificado que acredita el término de la visa oficial.