Cómo iniciar un negocio en Chile II : Elección del tipo societario

Elección del tipo societario

Una vez obtenido el RUT es hora de definir qué tipo de empresa se quiere crear. Por cuál decantarse dependerá principalmente de la estrategia de negocio, el capital que se va a aportar y otros factores. También cabe recordar que cada una de estas empresas tiene diferentes obligaciones en cuanto a Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L)

Bajo la figura de la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L) cualquier persona natural puede adquirir personalidad jurídica.  Cuenta con un patrimonio propio distinto al del titular,  sin la necesidad de participación de un tercero  y  su carácter es siempre comercial. Está sometida por ello a las normas del Código de Comercio, pudiendo realizar toda clase de operaciones civiles y comerciales, excepto las reservadas por ley a las sociedades anónimas.

Es  la forma más utilizada por empresarios que buscan iniciar un negocio sin socios y tomar todas las decisiones individualmente pero con la seguridad de separar su patrimonio personal del de la empresa.  La responsabilidad del propietario se limita hasta el monto que se aportó al iniciar el negocio.

El nombre de la empresa debe incluir el nombre del constituyente o un nombre de fantasía haciendo una referencia al objeto social y junto con la expresión “Empresa Individual de Responsabilidad Limitada” o “E.I.R.L”. El objeto de la empresa debe señalar el giro de la misma y el rubro específico en que se desempeñará.

tipo societario chile

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Es una de las figuras societarias que más utilizan los socios que tienen una relación de confianza y que buscan pocas formalidades en la administración. Los socios en este caso pueden ser personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, y responden de forma limitada por el capital que aporten. Como mínimo serán 2 socios y hasta un máximo de 50.

En este tipo de sociedad personal es administrada por todos los socios de común acuerdo y las decisiones deben ser tomadas por unanimidad. El objeto, administración y fiscalización de la sociedad pueden ser libremente pactados por los socios.

La razón o firma social podrá contener el nombre de uno o más socios, o una referencia al objeto de la sociedad siempre acompañado de la palabra “Limitada”.

Se les aplica el régimen general de tributación, siendo gravadas con impuestos de primera Categoría, global complementario o adicional, que son determinados mediante contabilidad. En cuanto al IVA, el régimen comprende la emisión de documentos de ventas y la obligación de llevar el libro de compras y ventas.

Sociedad Anónima (S.A.)

Se trata de un tipo de sociedad muy utilizad0 por grandes corporaciones y empresas. Su principal característica es que es una sociedad donde prima el capital y que son las acciones aquellas que confieren derechos y obligaciones a los accionistas. Está formada por la reunión de un fondo común suministrado por estos accionistas, responsables sólo por sus respectivos aportes, y administrada por un directorio integrado por al menos 3 miembros, esencialmente revocables, y que elegirán a un gerente y a su presidente.  Las decisiones se toman por mayoría a través de votación.

El capital inicial de la compañía debe encontrarse íntegramente suscrito y pagado dentro del plazo de 3 años, de lo contrario el capital se reduce automáticamente al monto efectivamente suscrito y pagado.

Hay dos tipos de Sociedades Anónimas:

  • Sociedades Anónimas Abiertas
  • Son aquellas que hacen oferta pública de sus acciones, tienen 500 o más accionistas, o bien, al menos el 10% de su capital suscrito pertenece a un mínimo de cien accionistas. Estas sociedades están sometidas a la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y deben inscribirse en el registro Nacional de Sociedades de Valores.
  • Sociedades Anónimas Cerradas
    Son aquellas no comprendidas en la definición de abiertas, sin perjuicio que voluntariamente puedan regirse por las normas que rigen a las S.A.

La Sociedad Anónima se constituye gracias a una Escritura Pública de Constitución que debe contener la identificación de cada accionista, los objetos específicos de la asociación, su duración, capital, sus modalidades administrativas y la forma en que se distribuyen las utilidades, entre otras declaraciones.  En cuanto al nombre de la sociedad, este debe incluir las palabras Sociedad Anónima o abreviadamente S.A.

La S.A, se encuentra afectada por el  Impuesto de Primera Categoría y al Impuesto Único que grava, los gastos rechazados, retiros presuntos entre otros.

Sociedad por Acciones (SpA)

Se trata de una variante de las sociedades anónima que puede ser constituida por una o más personas, de manera que si no tienes socios, puedes constituirla en forma individual. Al igual que en las S.A. la participación en el capital  en las SpA es representada por acciones, sin embargo esta forma de organización otorga mayores libertades a los contratantes, superando las principales dificultades y problemas que plantean las S.A., en especial en lo que se refiere a su creación y administración, permitiendo así reducir costos.

La SpA está regida por las reglas aplicables a las Sociedades Anónimas Cerradas, debiendo llevar un registro de accionistas que es prácticamente el mismo que se exige a las sociedades anónimas.

El acto de constitución social de la Sociedad por Acciones consiste en una escritura pública o un instrumento privado suscrito por los otorgantes, en cuyo caso las firmas deben ser autorizadas por notario público, quien protocoliza el documento. Este acto se inscribe en el Registro de Comercio correspondiente al domicilio social, como asimismo y debe ser publicado por una vez en el Diario Oficial, en el plazo de un mes desde la firma.


Sigue Leyendo: Cómo iniciar un negocio en Chile?