información financiera

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), conocidas en inglés como International Financial Reporting Standars (IFRS), constituyen una serie de fundamentos y estándares técnicos contables adoptados por la IASB, institución privada con sede oficial en Londres. El objetivo de estos principios técnicos contables es armonizar una normativa de contabilidad en un marco internacional internacional.

Finalidad de las IFRS (NIIF)

El objetivo de las IFRS es establecer una serie de pautas básicas y estándares contables contables para que sean aplicados mundialmente. De hecho, se pretende lograr que la contabilidad sea similar en todos los países. Sus antecedentes fueron las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), establecidas con el mismo propósito.

Las IFRS o NIIF se han ido adoptando de manera gradual en numerosos países. De ese modo, las organizaciones empresariales de diferente procedencia pueden llevar a cabo una presentación transparente y nítida de su situación económica y financiera.

En la era en la que estamos inmersos, en pleno proceso de globalización, se hace necesario que las compañías tengan un mismo lenguaje. Al aplicar estos estándares a los estados financieros de una empresa, se hacen entendibles y son aceptados de modo global; es decir, son transparentes y se pueden comparar. Por tanto, la toma de decisiones financieras y económicas por parte de las empresas resulta más sencilla, fiable y segura.

Ventajas que ofrecen las IFRS

La implementación de las IFRS (NIIF) brinda la posibilidad de optimizar la función económica y financiera de una empresa mediante una mayor armonización en las políticas de contabilidad, logrando así ventajas que tienen que ver con una mayor transparencia, con un aumento en la comparabilidad y con una mejora notable en la eficiencia. He aquí los beneficios de adoptar esta serie de estándares contables establecidos en la IFRS:

  • Permite acceder con mayor facilidad a mercados de amplio capital.
  • Disminución de costes.
  • Mismo lenguaje financiero y contable entre empresas.
  • Datos más consistentes y comparables.
  • Mayor transparencia en las cifras del estado financiero de las empresas.
  • Facilita la toma de decisiones.
  • Disposición clara y simplificada de los estados financieros.
  • Modernización y actualización de la información económica.
  • Facilita un mercado más amplio de inversores potenciales, dado que pueden provenir de cualquier país del mundo.
  • Facilita una mayor expansión internacional, puesto que las normativas diferentes en el ámbito contable han supuesto barrera tradicionalmente.
También te puede interesar
Due Diligence: qué es, para que sirve y cuando realizarla

Cumplimiento y adopción de las IFRS (NIIF)

Como ya se ha puesto de manifiesto, las IFRS son una serie de estándares instaurados por una institución de carácter privado (IASB). Por tanto, no es una normativa de obligado cumplimiento por parte de los países. No obstante, lo cierto es que la mayoría de países han adoptado las pautas básicas establecidas en las IFRS.

Los países no implementan directamente las IFRS en su sector empresarial, sino que adaptan su normativa vigente en base a estos estándares contables. Así que la normativa de cada país ha sido modificada en sus elementos básicos conforme a las directrices que establecen las IFRS.

Implemento de las IFRS a nivel internacional

Las IFRS se han implementado en países de los cinco continentes, como los países miembros de la Unión Europea, Australia, China, Colombia, Chile, Pakistán, Malasia, Panamá, Guatemala, Rusia, Perú, Singapur, Sudáfrica,, Ecuador, Turquía, Nicaragua, Venezuela y El Salvador. Desde el año 2008, unos 75 países obligan a adoptar las IFRS o parte de su glosario. Otros muchos países planean adoptar dicha normativa en un futuro a corto plazo a través de su implementación directa, o bien, adaptando sus legislaciones locales a esta normativa globalizada.

Desde el año 2002, también se ha producido una aproximación entre el IASB (International Accounting Standards Board) y el FASB (Financial Accounting Standards Board), institución que se encarga de establecer la normativa contable en Estados Unidos, para tratar de conjugar las normas internacionales con las estadounidenses. En todo caso, las organizaciones norteamericanas que cotizan en la bolsa pueden elegir el modo de presentar sus estados financieros.

También te puede interesar
¿Qué es un Scrum Master? Claves para ser un buen líder del equipo de Scrum

IFRS específicas

Las IRFS establecen unos fundamentos genéricos, que se pueden aplicar en todos los ámbitos contable y en todas las empresas, pero también se han desarrollado unas IFRS más específicas:

– IRFS para pymes (pequeñas y medianas empresas): son parecidas a las IFRS generales, aunque más simplificadas. Por ejemplo, a estos negocios de menor tamaño se les exime de la obligación de presentar algunos estados financieros.

– IRFS para los sectores públicos: también se ha instaurado unas IFRS para la contabilidad estatal o pública, con todas las especificaciones que esto conlleva.

Para concluir, señalar que la aplicación de estas normas es un paso importante para las empresas, puesto que benefician a sus propios intereses, aunque conviene recordar que la transparencia no solo se consigue adoptando las IFRS, puesto que hay otros aspectos fundamentales que deben tenerse en cuenta, como un modelo de control interno adecuado, auditorías frecuentes, difusión de la información y, en definitiva, el desarrollo de prácticas correctas dentro del gobierno corporativo.


Publicado el 02-2022 por Englobally Latinoamérica