impuestos riqueza

Gravar con impuestos a los más ricos es una discusión muy en boga en estos momentos en América Latina, región que se encuentra fuertemente golpeada por la pandemia provocada por el coronavirus, con consecuencias en sus economías y en las arcas fiscales.

Mientras Argentina y Bolivia ya aprobaron medidas para gravar con impuestos a las grandes fortunas, en el resto de los países latinoamericanos la discusión sobre este tema se encuentra en diferentes estadios, con la idea de que los ricos contribuyan a pagar los costos que ha generado la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Estas iniciativas que discuten los legisladores latinoamericanos han tenido también el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el que ha señalado que el impuesto a las personas más acaudaladas y a las grandes corporaciones “está puesta sobre la mesa”.

En Argentina, la Ley de Aporte Solidario y Extraordinario entró en vigor en enero de 2021 y se estima que comprende a un universo de unas 12 mil personas que declararon un patrimonio mayor a 2,5 millones de dólares. Con esta medida, que se aplica por una única vez, el gobierno de Argentina espera recaudar 3 mil millones de dólares, monto que irá a financiar insumos médicos para la pandemia, ayudas a las pymes y becas escolares, entre otros. La normativa aplica una tasa progresiva de hasta 3,5% por bienes declarados en Argentina y hasta 5,25% por bienes declarados en el exterior.

También te puede interesar
Downsizing, estrategia de estructuración empresarial

Por su parte, Bolivia ha definido un impuesto progresivo anual a las grandes fortunas – calculado sobre la base imponible del IGF – con una alícuota del 1,4% para quienes posean entre 4,3 a 5,7 millones de dólares; 1,9% para los que tienen entre 5,7 a 7,1 millones de dólares, y 2,4% para aquellas fortunas que superan los 7,1 millones de dólares.

La discusión en el resto de los países de América Latina se encuentra en diferentes etapas.

A continuación, una breve panorámica:

  • Chile: El Congreso chileno analiza un proyecto de ley que propone un impuesto al patrimonio de 2,5% – por única vez – a personas con fortunas iguales o mayores a los 22 millones de dólares.
  • Colombia: El proyecto de ley que enviará el ejecutivo al Congreso, propone un impuesto sobre el patrimonio para las personas con activos netos que superen los 1,4 millones de dólares. La alícuota todavía no se hace pública.
  • México: El partido oficialista Morena propone – también por única vez – establecer un impuesto a las grandes fortunas del país con el objetivo de recaudar cerca de 4,9 millones de dólares para paliar los gastos de la crisis sanitaria. Sin embargo, esto se contrapone con lo expresado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien no es partidario de subir los impuestos.
  • Perú: Los impuestos a los superricos ha sido tema en la campaña presidencial del Perú. Veronika Mendoza partidaria de aplicar el 1% a las personas con más de 100 millones de dólares en activos. Goerge Forsyth, otro candidato a la presidencia, propone alentar el retorno de capitales en el extranjero bajo un programa de amnistía fiscal.
  • Uruguay: El congreso uruguayo debate un proyecto de ley que aplica un impuesto temporal de 2% a los activos financieros de uruguayos en el extranjero.
También te puede interesar
Oportunidades de innovación e inversión en Iberoamérica vía Startups

Publicado el 04-2021 por Englobally Latinoamérica